13/8/11

Muffins de cereza...

De-fi-ni-ti-va-men-te extrañaré los días de estar en casa y no hacer mucho, ahora que las vacaciones se terminan ¡creo que necesito un mes más!...pero tenía que pasar: "el temido regreso a clases". Toda una nueva etapa, llena de nuevas cosas por aprender y por enseñar. No puedo imaginarme el cambio tan radical que tendré que afrontar en los próximos años, pero todo sea por prepararme lo mejor posible para lo que venga.
En las vacaciones hice unas cuantas recetas más, así que tengo una pequeña reserva por si en los meses venideros no me da mucho tiempo de hornear o cocinar mucho. Así que por favor, tenganme un poquito de paciencia...les prometo que haré mi mejor esfuerzo para actualizar el blog lo más seguido posible :)
Ahora...a lo que vamos! Los muffins de cereza. Pueden prepararlos con cereza fresca (sin hueso) o con cereza en almíbar (que fue lo que yo elegí)...creo que es más sencillo conseguirlas en almíbar. Por supuesto, los sabores varían bastante, es muy diferente comer un muffin con fruta fresca que uno con fruta en conserva...todo depende de su gusto. También pueden sustituir la crema ácida por la misma cantidad de yogurt natural, acentuará un poco la acidez y cambiará un poco la textura de los muffins.
Espero que les gusten!
En fin, ¡espero que los hagan pronto y que les gusten.
Ingredientes:
  • 2 tzs. de harina.
  • 1 cdita. de polvo para hornear.
  • 1 pizca de sal.
  • 2/3 tz. de azúcar.
  • 1 huevo.
  • 1 tz. de crema ácida o yogurt natural.
  • 1 cdita. de esencia de vainilla.
  • 1/3 tz. de mantequilla derretida, fría.
  • 24 cerezas enteras, en almíbar o frescas.
Proceso:
  1. Precalienta el horno a 180°C. Prepara un molde de muffins colocándole capacillos.
  2. En un tazón grande cierne el harina y el polvo para hornear. Agrega el azúcar y la sal. Revuelve con un batidor globo.
  3. En un tazón aparte, ayudándote de un tenedor, mezcla el huevo, la crema, la vainilla y la mantequilla.
  4. Vierte la mezcla anterior en la harina y mezcla con una espátula de silicona. Asegurate de que no quede ningún grumo y que todo esté bien integrado.
  5. Vierte la mezcla en el molde preparado, llena los capacillos a la mitad. En cada muffin coloca 2 cerezas.
  6. Hornea por 20 minutos o hasta que al insertar un palillo éste salga limpio.
  7. Deja enfriar en una rejilla.
¡Que los disfruten!

4/8/11

Scones de zarzamora...

La receta original dice que debía usar mora-azul...pero aquí en México creo que no se consiguen muy facilmente..así que decidí cambiarlas por zarzamoras...¡y no me arrepiento!
Debo decirles que nunca había probado o visto algo parecido, de hecho ni siquiera sé cómo traducir la palabra "scone"...es algo así como un bollo, pero como sea...este postre es simplemente delicioso y enserio les recomiendo que lo hagan en casa.
La consistencia de este bocadillo es algo peculiar..por dentro es muy suave, además que la fruta le aporta un delicioso toque ácido; pero la corteza es crujiente (ya que se barniza con azúcar), es toda una experiencia comer esto...jaja. Por otra parte, el sabor no es muy dulce, por lo que se lo recomiendo a las personas que gustan de los postres bajos en azúcar...pueden decir que en realidad están consumiendo fruta de otra manera...para evitar la culpa...jaja.
Solo los he hecho una vez, pero puedo decirles que si ahora mismo tuviera zarzamoras, frambuesas, moras azules o algo que se le parezca...¡hornearía en este preciso momento! Creo que la receta también funcionaría con cerezas o con ¿chocolate?..sería una gran tentación...Si hago el intento les aseguro que lo compartiré con ustedes...o si ustedes lo hacen antes, por favor ¡cuentenme como sale!
Ingredientes:
  • 300 gr. de harina.
  • 80 gr. de mantequilla fría, en cubos.
  • 50 gr. de azúcar.
  • 100 gr. de yogurt natural.
  • 50 gr. de leche.
  • 1/2 cdita. de sal.
  • 1 1/2 cdita. de polvo para hornear.
  • 200 gr. de zarzamoras.
  • Agua y azúcar para barnizar.
Proceso:
  1. En un tazón grande cierne el harina, el azúcar, la sal y el polvo para hornear. Revuelve bien.
  2. Añade la mantequilla fría y revuelve con la punta de tus dedos hasta que la masa parezca migajas.
  3. Poco a poco integra el yogurt y la leche. Mezcla con las manos, pero no demasiado. Cuando todo esté bien integrado dobla la masa, aprieta, vuelve a doblar a la mitad, aprieta y repite al menos 6 veces.
  4. Envuelve la masa en papel plástico y refrigera por 30 minutos. Sácala y deja reposar 5 minutos.
  5. Precalienta tu horno a 200°C.
  6. En una superficie enharinada extiende la masa en un rectángulo de 40x20 cm. Pon las zarzamoras por toda la superficie y aprieta un poco. Enrolla y aprieta para que obtengas un "rollo" rectangular (como se ve la imagen).
  7. Corta a lo largo varios recuadros y después cada recuadro córtalo diagonalmente.
  8. Barniza con agua y espolvorea con azúcar.
  9. Coloca en una charola con papel encerado y hornea por 20 minutos.
  10. Retira del horno y deja enfriar por completo en una rejilla.
A disfrutar!...puedes comerlo solo o con la bebida de tu elección.