4/3/16

Aprender de ti mismo

Algo que considero uno de mis mayores desafíos es ser perfeccionista.

En los últimos meses he aprendido a no ser tan exigente conmigo misma (en ciertas ocasiones). En un principio me costaba mucho trabajo, pero después de pensar bien las cosas y con el apoyo de mi amado esposo las cosas han sido más sencillas.

El perfeccionismo es algo que siempre me hacía sentir que estaba desempeñandome muy por debajo de lo que podía/debía hacer y que siempre se esperaba más y más de mi. A veces ese sentimiento me ha ayudado a mejorar personalmente en ciertos aspectos de mi vida, pero en otras ocasiones es como una venda en los ojos que me impide darme un poco de crédito por mi esfuerzo y mis logros..pensando en que pude haber logrado "mucho más"

¿Alguien se siente identificado con esto?

Lo que de verdad importa es esforzarnos todos los días..y aun si no logramos lo que queríamos a la perfección tendremos la gran satisfacción de que hicimos todo lo posible. La vida ya de por si es complicada como para complicarnosla más nosotros mismos. Tomar las cosas con calma y buscar aquello que nos da felicidad, eso si que importa!

Solo tenemos una vida, así que decidamos ser felices. Cada vez que nos esforcemos por hacer algo nos haremos mejores en ese algo, así que algún día quizá podremos decir que somos perfectos en eso, Pero quizá nos lleve más de un día, una semana, un mes o un año.

Tener calificaciones perfectas, una casa de revista, una familia como de película, el mejor trabajo o ser la mejor persona del mundo.. Todas son buenas metas, pero no descuidemos el camino. A veces se aprende y se disfruta más el trayecto que cuando alcanzamos la meta final. Podemos equivocarnos y podemos aprender y mejorar. No hay ningún problema en eso.

Todo es parte de las enseñanzas de la vida, o consecuencias de nuestras decisiones.

 Entre más paciente seamos con nosotros mismos más aprenderemos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario