1/4/16

La necesidad del tiempo

En ocasiones solamente necesitamos tiempo.

Ya sea para descansar, para meditar, o hacer lo que más nos guste...solo un poco de tiempo. 
Comprendo que en la vida hay mil y una responsabilidades, pero creo que de vez en cuando es sano darnos un tiempo aunque sea para respirar. 

Siempre me hago la pregunta: ¿Qué es lo peor que podría pasar? 
Si la respuesta no es algo que no se pueda arreglar, entonces ¿por qué no hacerlo?. Claro, debemos ser prudentes siempre, muy prudentes. 

Como ama de casa a veces necesito tiempo. Debo aprovechar ahora que aún puedo tener más tiempo. Todos dicen que una vez que tengamos a nuestro pequeño bebé en casa lo que más escaseará será: el tiempo. Probablemente, pero confío en que una vez ajustándonos podremos tener nuevamente algo de tiempo. Por supuesto, jamás será igual a que si no hubiera niños en casa..pero bueno, creo que más o menos me doy a entender. 

Incluso cinco minutos son altamente apreciados...un momento para cerrar los ojos, una buena risa, contemplar algo del paisaje (si, aún en una ciudad superpobalada como México se puede), respirar profundamente, comer una golosina... hay infinidad de opciones.

Si nosotros no nos damos nuestro tiempo...¿quién nos lo va a dar? La vida sigue, sigue y sigue...y como dicen por ahí: "no perdona"...

Un poco de tiempo puede traer armonía a nuestra rápida existencia y felicidad personal o familiar, dependiendo de si queremos o no compartir el tiempo con alguien. 

Por ejemplo, a mi me encanta pasar tiempo con mi esposo y eso me hace sentir feliz, también me encanta pasar el tiempo haciendo postres... y eso también me hace sentir feliz. Son actividades sumamente diferentes, con personas diferentes, en momentos diferentes, pero ambas me ayudan a tener equilibrio en mi vida. 

Amo el tiempo, trato de usarlo con prudencia...siempre.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario