11/5/16

Tiempos y porciones

¿Alguna vez han sentido que el día se les escurre entre las manos?

Amanece y hay en mi cabeza una lista enorme de cosas por hacer. Comenzamos con nuestras actividades familiares y cuando menos me doy cuenta el sol ya está sobre mi cabeza y yo sintiéndome como que he hecho apenas dos de incontables cosas.

Por ejemplo, el día de hoy aproveché la mañana para preparar la comida del día de mañana, luego de un pequeño descanso (por el embarazo) salí a comprar frutas y verduras frescas. Últimamente he aprendido mucho sobre cómo conservar comida, ya sea congelada o envasada. Es mi nueva pasión. Horas picando fruta, blanqueando verduras, porcionando y congelando. Todo vale la pena por el bienestar de mi familia y de nuestro bolsillo.Los disfruto mucho, a pesar de lo que muchos puedan decir.

Esa es una de las cosas que están en mi interminable lista de cosas por hacer. Aunque hay mucho más, procuro tomar algunos minutos para relajar mi cuerpo y mi mente. Y ¿por qué no? un bocadillo.

Ya que lo que trato es de ser lo más saludable posible (aunque con el embarazo y sus respectivos antojos el esfuerzo se torna difícil en ocasiones) he buscado algunas opciones de snacks nutritivos. Esta es una de mis favoritas hasta ahora. Fácil de hacer y con solo 2 ingredientes.

Ingredientes:
  • Granola o frutas frescas de tu elección
  • Yogurt natural o de tu sabor preferido
Procedimiento:
  1. Prepara una charola, ya sea con capacillos miniatura para muffin o con algunos recipientes pequeño de tu elección (incluso molde de paletas).
  2. Pon en el fondo una cucharada de granola o fruta.
  3. Pon encima de lo anterior una buena cucharada de yogurt, hasta el tope. 
  4. Lleva al congelador hasta que estén sólidos (2-3 hrs, dependiendo del tamaño)



Esto es todo! Nutritivo, muy fácil de hacer, muy bueno para el calor y muy útil para darnos y disfrutar esos 5 minutos de paz que todos necesitamos a mitad de nuestro ajetreado día.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario