2/6/16

Altas y bajas

¿Disfrutan subirse a una montaña rusa?
Hay quienes si, hay quienes no.

Todos tenemos nuestros momentos arriba y otros abajo. Nuestro ánimos son cambiantes, pero es normal.

Creo que en ocasiones nos sentimos culpables por no sentirnos felices todo el tiempo. En mi opinión es muy normal, siempre y cuando sea solo un breve período de tiempo. Después de todo, la vida no es color de rosa, está muy lejos de serlo, pero podemos hacerla mejor si sabemos manejarnos.

Afortunadamente siempre hay algo o alguien que nos levante el ánimo.Nuestra familia, amigos, conocidos. etc. En mi caso todos estos factores son importantes, pero hay uno más. La comida,

Por alguna razón la comida nos conforta, nos relaja, nos hace sentir bien. Es un placer sencillo y delicioso.

Durante el embarazo las hormonas me traicionan, en ocasiones. Pero siempre hay algo que me levanta. Un antojito, específicamente, galletas. Siempre me han gustado, pero en los últimos meses mucho más. Además, una galleta siempre nos levanta el ánimo. Quizá por el azúcar y los efectos que tiene en el cuerpo, o quizá porque para muchos es un dulce recuerdo de la infancia.

Son fáciles de hacer. Solo se necesita un tazón, una espátula y algo de antojo.

Ingredientes:

  • 8 cdas. de mantequilla, a temperatura ambiente
  • 1/4 tz. de azúcar (la receta original lleva 1/2 tz)
  • 1/4 tz. de azúcar mascabado
  • 1 cdita. de extracto de vainilla
  • 1 huevo, a temperatura ambiente
  • 1 3/4 tz. de harina
  • 1/2 cdita. de bicarbonato de sodio
  • 1 pizca de sal
  • 3/4 tz. de chispas de chocolate (yo no tenía chispas, así que use unos chocolates rellenos que tenía a la mano... solo los pique en pequeños trozos)
Procedimiento:
  1. Precalentar el horno a 180°C.
  2. Acremar la mantequilla con el azúcar. Una vez que esté bien integrado todo, añadir el huevo y la vainilla. Mezclar hasta integrar. 
  3. Añadir los ingredientes secos. Quizá sea necesario que cuando la mayor parte de la harina se integre uses tus manos en vez de la espátula. Cuando formes una masa que no se pegue y sea suave (puedes agregar más harina si es necesario), agrega las chispas de chocolate. Mezcla lo suficiente para que se distribuyan en toda la masa. 
  4. Formar bolitas de 3-4 cm de diámetro, colocarlas en una charola engrasada y hornear entre 9 y 12 minutos (Según el tamaño de las galletas). Las galletas están listas cuando la superficie se ve 'seca' pero la galleta aún se siente suave.
  5. Saca del horno, deja enfriar y disfruta!



¡Me encantan! Hacen que me sienta más tranquila en un momento de ansiedad. Claro! sin abusar!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario