20/7/16

Convivencia

La semana pasada tuvimos una pequeña reunión con algunos amigos. Lo disfrutamos mucho. Siempre es agradable convivir con personas que hacen que el tiempo se nos vaya más rápido.
Últimamente mis días no han sido muy ocupados... quehaceres del hogar, cocinar, descansar, comer, descansar otra vez (el embarazo avanza y el cansancio también), así que podría decirse que tengo tiempo de sobra. Pareciera que entre más tiempo tenemos más nos confiamos para hacer o dejar de hacer algunas cosas...

Nuestra reunión era a las 6.30 pm. Eran las 4 .30 pm (o más) y aún no había preparado nada para llevar y compartir. En ese momento todas las recetas con las que me cruzaba parecían ser demasiado complejas o tardadas, el tiempo se me estaba agotando.

Encontré esta receta en un vídeo. Me pareció sencilla, rápida y por ser cantidades pequeñas supuse que tardaría poco tiempo en enfriarse y estaría listo para llevarlo a la reunión. Es un panque, pan, pastel (como cada quien guste llamarlo) rico y fácil. Como decimos aquí en México... bueno, bonito y barato. Si alguna vez se encuentran en un apuro de preparar algo...lo recomiendo ampliamente!!!
No me tomó más que unos 15 minutos preparar la mezcla y después solo restó el tiempo de horneado. Ya que lo iba a llevar a una reunión lo hornee en un refractario de vidrio para evitarme la necesidad de desmoldar y ensuciar otro traste. Esto es a tu gusto.

Ingredientes:

  • 113 gr.(4 oz) de mantequilla, a temperatura ambiente
  • 113 gr.(4 oz.)  de azúcar 
  • 198 gr. (7 oz) de harina, cernida
  • 1 cda. de polvo para hornear
  • 1 cda. de esencia de vainilla
  • 2 huevos
  • *4 cdas. de leche


Procedimiento:

  1. Engrasa y enharina un molde de aproximadamente 20-25 cm. de diámetro. No debe ser un molde muy grande ya que esta receta es para un pastel pequeño. Precalienta el horno a 180°C.
  2. En un tazón coloca la mantequilla y el azúcar. Batelas hasta que la mantequilla se vea más esponjosa y blanca. Puedes usar una espátula, un batidor de globo (fue lo que yo usé) o una batidora eléctrica. Aunque es muy sencillo hacerlo a mano.
  3. Cuando tu mantequilla esté lista añade la vainilla y un huevo, integra bien y añade el segundo. Bate hasta que tengas una mezcla homogénea. 
  4. Por último añade la harina junto con el polvo para hornear e integra. Bate solo hasta integrar. Si bates demasiado el pastel no saldrá tan suave. 
  5. Si tu mezcla está muy espesa o un poco dura añade las 4 cucharadas de leche. El día que yo lo preparé el clima estaba nublado y lluvioso, así que si las tuve que agregar. 
  6. Vacía la mezcla al molde y hornea de 25-30 minutos. El tiempo varía por el tipo de molde y tu horno. Para verificar que el pastel esté listo basta con insertar un palillo de madera en el centro, si sale seco es porque el pan ya está bien cocido.
Es algo sencillo y rápido de preparar.. para esas ocasiones de emergencia que todos pasamos en alguna ocasión.


No pude sacar una mejor fotografía, pero se aprecia un buen bocadillo hecho en casa y listo para compartir.


12/7/16

Días largos

Los días se alargan cuando esperamos algo con ansias...

Las últimas semanas de embarazo parecen meses, los días pasan uno tras otro con particular lentitud.
Es muy probable que la mezcla de nervios, ansiedad, emoción y expectativa estén generando en mi cerebro alguna especie de retardo en los días. 
Una y otra vez reviso, reviso y vuelvo a revisar que todo esté preparado para la ida al hospital. Abro los cajones para comprobar que todo esté en orden, releo la información estudiada en los últimos 9 meses para asegurarme que lo he comprendido todo... Aunque dudo que la lectura se asemeje un poco a la realidad.
Mi realidad. ¿Cuánto cambiará? Nuestra pequeña familia crece y con ello vienen cambios monumentales. No solo en nuestra rutina, sino en nuestra persona, nuestras prioridades, nuestros deseos.. ¡cuán sorprendente! Todo lo que una pequeña personita puede generar.

Ahora nos llamaré los P.
Los P... a punto de comenzar una nueva etapa donde seguiremos aprendiendo día a día.