martes, 1 de agosto de 2017

Análisis investigación: Estudio en Escarlata, Sherlock Holmes

Estudio en Escarlata resulta ser una historia muy interesante para el lector, puesto que uno puede ver el desarrollo del caso en la mente de Sherlock Holmes, a través del doctor Watson. Si bien en ocasiones resulta difícil ‘seguir el paso’ del análisis del mencionado Holmes, su razonamiento se va aclarando a lo largo de la historia, hasta llegar al verdadero culpable del crimen en cuestión.

            Llama mi atención el hecho de que cuando Sherlock Holmes recibe la invitación a participar en el caso parece no interesado puesto que lo considera algo ‘sencillo’, sin embargo, el doctor Watson lo convence de tomar cartas en el asunto.

            El camino que Holmes tomó para llegar a la respuesta fue uno inusual, para consideración de muchos. En cierta parte de la historia el mismo menciona que ‘no hay nada nuevo bajo el sol’, es decir, todo ha sido hecho antes. Lo importante es que debemos aprender a ver las cosas de manera distinta a como otros las han visto. Esto es lo que define el éxito de Holmes en sus investigaciones. Además de su preparación en distintas áreas, lo cual le ayuda a tener un conocimiento general y especializado de ciertas cosas que le resultan útiles en su trabajo.

            A continuación, hago una secuencia de los pasos que lo condujeron a la resolución del caso, haciendo notar las diferencias entre su método y el utilizado por los detectives Lestrade y Gregson. - Se dirigió a la escena del crimen con ‘la mente en blanco’, sin ideas provenientes de nadie más y sin conjeturas previamente hechas.

-Comenzó a examinar la escena desde fuera, tratando de reconstruir los hechos acontecidos en la noche del crimen. Observó cada detalle sin menospreciarlo o asumir que era algo común en el lugar. No descartó ninguna información. Hizo uso de todos sus sentidos, no solo de su vista, sino del oído, olfato, tacto, de tal manera que recabó la mayor información posible.

3.    -Al entrar a la casa donde se encontró el cadáver, actuó de la misma manera. Buscando sus propios datos y evidencias sin hacer caso de lo que los otros detectives ‘ya habían encontrado’ o lo que ellos habían determinado que era ‘insignificante o de poca importancia’. Hizo uso de sus propios métodos de observación y medición, llevándolo a conjeturas acertadas acerca del culpable.
En esta parte cabe mencionar que Holmes se educó a si mismo en el reconocimiento de datos físicos e históricos. Él experimentaba con sustancias químicas para conocer sus reacciones y saber reconocerlas cuando las viera. También llenaba su mente de toda información que pudiera serle útil, tal como el conocimiento de casos criminales y manera de proceder de los criminales. Holmes sabía reconocer hasta el más mínimo detalle de una persona con tal solo mirarlo.

4.   - Después de llegar a sus propias conclusiones en la escena del crimen, comenzó a buscar, por su cuenta, la forma de llenar los ‘espacios vacíos’ que aún le hacían falta para tener un caso completo.
Nuevamente, Holmes usa sus propios métodos y medios. Aunque se le juzga de poco convencional, sus métodos de investigación en el campo le llevan a encontrar las pistas correctas. A diferencia de Lestrade y Gregson que se guían por ‘lo obvio’, lo cual los lleva detener o sospechar de las personas equivocadas, dando más tiempo al culpable para cometer un segundo crimen.

5. - Holmes acudió a la comunidad que lo rodeaba, no solo a la información que obtuvo del caso.
Como el mismo menciona, los policías no obtienen información porque en cuanto los ven la gente ‘sella su boca’. Sin embargo, el usa a la ‘gente común’ para averiguar datos de manera más rápida. En este caso, acude a anuncios en el periódico y muchachos ‘de la calle’, diciendo que ellos tienen la habilidad de escabullirse hasta el último rincón de la ciudad sin ser notados. Este es un ‘nuevo método’ que el implementa para encontrar los datos que necesita sin arruinar su investigación.

6.             Finalmente, Holmes conduce al asesino hasta si mismo sin necesidad de ‘salir a cazarlo’. Demuestra una gran habilidad para conocer la manera de proceder y razonar de las personas, puesto que sabía que el asesino seguiría en la ciudad y no sentía la necesidad de huir o cambiar su nombre.

En conclusión, Holmes resolvió un caso clasificado como ‘misterioso’ con tan solo una visita a la escena del crimen y pocas intervenciones más para investigar el origen del anillo, la localización del asesino y su motivo para cometer el crimen, el cual fue un romance pasado.

      Casi al final de la historia Holmes le explica a Watson que la mayoría de las personas pueden deducir que sucederá después de una serie de eventos; pero que pocas pueden hacer lo mismo de manera inversa, es decir, razonar hacia atrás o, en otras palabras, analizar. Se requiere cierta preparación en el campo que se está analizando, pero lo más importante es aprender a desarrollar la habilidad de ‘ver por nuestra propia cuenta’ lo que otros ya han visto, y así esperar descubrir lo que otros no han descubierto.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario